13 octubre 2014

Cuscús al curry con pollo, mango y halloumi



No es la primera vez que manifiesto abiertamente por este medio cuánto me gusta el queso. Me gusta mucho, aunque eso no quiere decir que coma de todos los tipos a ojos ciegos. Hay quesos ... y quesos, naturalmente, y España puede presumir de ser un país con una riqueza quesera enorme, y que poco tiene que envidiar a quesos de países más o menos cercanos. 

Se distinguen distintos tipos de queso que se clasifican según el origen animal de la leche: vaca, cabra u oveja; según su contenido en materia grasa en extra graso, graso, semi-graso, bajo en grasa o desnatado; según su grado de maduración en viejo, curado, semicurado o tierno; según el tratamiento que haya recibido la leche en de leche cruda, pasteurizada, termizada o micro-filtrada; los hay de pasta blanda, media, o dura; y podría seguir y seguir clasificando quesos hasta lograr aburriros, pero la verdad es que ese no es mi cometido. 

He probado muchos quesos, pero creo que los que me quedan aún por probar son muchos más. Cuando en el verano del año pasado viajé a Escocia, uno de los platos que me sirvieron de cena en una ocasión contenía queso halloumi. Tenía unas ganas locas de probar este queso de pasta blanda que misteriosamente aguanta el calor del fuego sin llegar a fundirse, pero se reblandece lo suficiente como para que quede tierno y muy suave. A mi vuelta, volví loca a las redes preguntando dónde adquirir este tipo de queso de orígen chipriota. Y al final lo encontré, o mejor dicho, me lo encontró una de mis cuñadas en Hipercor. También descubrí que algunos Alcampo lo comercializan. Así que si os pica el gusanillo por descubrir cómo es este queso, os animo a buscarlo y os invito a probarlo con esta receta.

Ingredientes (4p)

Para las pechugas en salsa de arándanos y mostaza
  • 50 gr de mermelada de arándanos
  • 2-3 cdas de mostaza a la antigua
  • 40 gr de zumo de limón (4 cdas)
  • 1 cda de extracto de buey
  • 20 gr de salsa de soja (2 cdas)
  • 2 pechugas de pollo limpias y cortadas en dados de 1,5 cm de tamaño aproximadamente (500-600 gr)
  • 1 cda de aceite de oliva
Para el cuscús
  • 250 gr de cuscús 
  • 1 cdta de curry en polvo
  • 250 ml de agua 
  • 1 cda de mantequilla
  • Sal
Para el mango 
  • Una cebolleta (200 gr aprox.)
  • 1 cda de mantequilla
  • Un chorritín de aceite
  • Un mango maduro
  • 1 cda de cominos molidos
  • 3 cdas de vinagre
Además
  • 250 gr de queso halloumi
Elaboración
  1. Mezclamos todos los ingredientes de la marinada y sumergimos en ella los dados de pollo durante por lo menos media hora. Reservamos.
  2. Para cocer el cuscús, ponemos el agua a hervir. Mientras sazonamos el cuscús con el curry y la sal, y removemos. Añadimos el agua hirviendo y la mantequilla y mezclamos con un tenedor. Cubrimos con un paño y lo dejamos en reposo durante diez minutos. Transcurrido ese tiempo, removemos de nuevo con el tenedor y reservamos.
  3. En una sartén ponemos la mantequilla y el chorritín de aceite a calentar. Cortamos la cebolleta en juliana fina y la pochamos a fuego suave. Cuando comience a ablandarse incorporamos el mango cortado en daditos de un centímetro de tamaño, el azúcar, el vinagre y los cominos. Tapamos y dejamos cocinar hasta que el mango se ablande.
  4. Ponemos aceite a calentar en una sartén y en ella saltearemos los dados de pollo, previamente escurridos. Reservamos.
  5. Cortamos el queso halloumi en dados del mismo tamaño que los de mango y doramos en una parrilla. Reservamos.
Montaje
  • Para montar el plato, ponemos una base de cuscús, encima ponemos el pollo, por encima de este el mango con la cebolleta y rematamos con el queso halloumi.

Receta inspirada en Cuscús de pollo y mango, de la Revista Thermomix número 50