29 septiembre 2014

Crema helada de limón

crema helada de limón


Sé que hoy habrá más de una que esté emocionada por ver cómo ha funcionado el nuevo #retodetíaalia. ¿Nuevo? Sí, nuevo. ¿No te habías enterado? ¡Esas neuronas despistadas ...! Je je je. No voy a encargarme yo de hacerlo, ya que aquí lo tienes todo clarito, clarito, pero muy brevemente te diré que el reto se ha hecho viajero. Vaya, que le gusta salir, ver mundo, y disfrutarlo. Y lo mismo un día pica la puerta de tu cocina pidiendo un huequito y ganas de cocinar con él. ¿Y le vas a decir que no? Lo dudo, lo dudo mucho. Y te lo digo yo, que lo acogí meses atrás y los dos nos entendimos tan ricamente ... para quienes piensen que no hay por donde cogerle, je je je.

Paula, editora del blog Con las zarpas en la masa, ha sido quien ha inaugurado esta nueva etapa en el reto. Ella es una de las que estará ansiosa por ver cómo nos las hemos apañado con sus dos propuestas: unas sardinas con tomate o una crema helada de limón. Por mi parte os diré, y te diré, Paula, que la opción que elegí, la dulce, ha sido de lo más fácil. La receta lo pintaba así, aunque si la elegí no fue este el punto que impulsó mi elección, si no el hecho de que fuera un helado, ¡y con el calor que seguía invadiendo Madrid!; que fuera de limón; y que íbamos a disfrutar bastante más la opción dulce que la salada con sus sardinas.

crema helada de limón


Inicié este "curso bloguero" en el mes de septiembre con unos polos cremosos de lima, y cierro el mes con un helado de limón. Curioso, ¿no? Y si la vida te da limones, ¿qué haces? ¡Helado de limón! Habrá quien prefiera hacer limonada, porque guste más o porque es lo que marca el dicho. En cualquier caso de lo que se trata es de cogerle el punto positivo a la las circunstancias de la vida, que no siempre saben a dulce.

Pero aquí estamos para compartir el punto dulce de la vida: cocinar, que es lo que nos gusta. Así que vamos a ello y os explico cómo he hecho esta crema helada de limón, que es súper sencilla y muy rica.

Después de leerme, no os olvidéis pasar por Con las zarpas en la masa para ver el recopilatorio que ha elaborado con nuestras creaciones, y para descubrir cuál será el blog anfitrión de octubre. ¡Vamos! :D

crema helada de limón


Ingredientes (Para 4p)

Para la base
  • 3 limones
  • Medio litro de leche
  • 4 yemas de huevo
  • 4 cdas de azúcar blanquilla
Para el almíbar
  • El zumo de los tres limones
  • La misma cantidad de zumo que de azúcar
Para decorar
  • Unas hojas de menta
  • Rodajas de limón
Elaboración
  1. Pelamos los tres limones, evitando al máximo la parte blanca. Yo utilicé un raspador de pieles de cítricos, que me facilita mucho la labor y retira solo la parte que tenemos que aprovechar de ellas. 
  2. Cocemos las pieles en un cazo con medio litro de leche que llevaremos a ebullición. Cuando rompa a hervir, retiramos el cazo del fuego, lo tapamos y dejamos infusionar durante una hora. Al cabo de este tiempo colamos la leche y dejamos templar.
  3. Aparte batimos las cuatro yemas con cuatro cucharadas de azúcar. Una vez que no notemos los cristales del azúcar al batir, añadimos la leche reservada poco a poco. Vertemos la mezcla en el cazo y lo llevamos al fuego. Calentamos a fuego suave y removiendo constantemente. Cuando notemos que empieza a espesar, lo retiramos del fuego y dejamos templar.
  4. Para hacer el almíbar exprimimos los tres limones. Pesamos su cantidad y empleamos la misma de azúcar. En mi caso salió medio vaso de zumo, así que empleé medio vaso de azúcar. Calentamos en el fuego a potencia media alta hasta que notemos que el almíbar comienza a espesar y al coger una pequeña cantidad con la cuchara y verterlo, notamos que cae como un hilo con cierto cuerpo y peso. Retiramos y dejamos templar.
  5. Cuando la mezcla de las yemas y el almíbar hayan perdido temperatura, los mezclamos. Vertemos la mezcla en unos ramequines y los llevamos al congelador. 
  6. Servimos decorando la crema con unas hojitas de menta y unas rodajitas de limón.
crema helada de limón


Notas
  • Es importante que cuando estamos trabajando con las yemas en el fuego, la potencia no sea muy alta, ya que la mezcla se puede cortar. Si os ocurre, basta con añadir un chorrito de leche fría y remover de nuevo.
  • Cuando hacemos helados es aconsejable raspar la mezcla a medida que se vaya congelando para evitar que se formen cristales. Yo hice la prueba en dos de las cremas y lo cierto es que apenas se nota diferencia con los dos helados que no raspé. 
  • En el helado predomina el sabor cítrico, que es como a nosotras, madre e hija, nos gusta. Pero obviamente le podéis ajustar ese punto a vuestro gusto.
  • Es aconsejable sacarlos del congelador unos cinco minutos antes de tomarlos, dependiendo del calor ambiental. Si no hace mucho calor, diez minutos nos permitirán manipularlo bien.